Logo Transforma Industrias Inteligentes Corfo

Desafíos del capital humano para enfrentar la cuarta revolución industrial

Transforma Industrias Inteligentes, Corfo, Tecnologia,

Febrero 13, 2017

Estamos entrando en una cuarta revolución industrial, donde la conectividad digital entre muchos y lejanos componentes permite formas distintas de desarrollar negocios industriales y de servicios con procesos de interacción inéditos y globales. Destacan el internet de las cosas (IoT), la Big Data, la inteligencia artificial y la "nube" como categorías genéricas.

Al ser Chile un país abierto al mundo, los impactos competitivos de esta nueva revolución comienzan a notarse con fuerza.  La velocidad, calidad y confiabilidad de las redes actuales de telecomunicaciones no son suficientes para que la mayoría de las empresas, los servicios y las instituciones puedan moverse a un entorno 4.0.

"Chile no solo requiere cambios sustantivos, audaces y rápidos en telecomunicaciones, sino también a nivel de capital humano y de empresa en las capacidades de mejora continua, interoperabilidad de sistemas y gestión moderna donde no solo la administración es digital, sino todas las actividades de la empresa y de las operaciones", recalca Juan Rada, miembro del Consejo Directivo del Programa Estratégico de Industrias Inteligentes de la CORFO.

Capital Humano: Un Desafío Mayor

Para abordar la nueva revolución industrial, Chile tiene un desafío mayor en el ámbito del capital humano. De acuerdo al Ranking Global de Competitividad 2016, elaborado por el International Institute for Management Development (IMD), las áreas donde Chile tiene una de las peores posiciones son precisamente aquellas relacionadas con el capital humano.

Todo esto, en un escenario donde el cambio en educación es complejo, con muchos actores, intereses, rigideces y una cultura donde se privilegia la formación universitaria por sobre la técnica.

En este escenario de digitalización generalizada, se requiere, de acuerdo al ejecutivo, incorporar los impactos de esto, en muchas disciplinas y áreas de trabajo.

"El Big Data es un ejemplo importante. Se usa para la ciencia, en astro-informática, en el retail, en servicios con modelos como Uber, entre otros. Así, el "alfabetismo digital" se convierte en una necesidad creciente para todos", puntualiza.

La digitalización y el flujo de datos cada vez más estandarizados, permite que las cosas se hagan muy sistémicamente y que haya mucho más interoperabilidad y conectividad de los sistemas.

"A nivel de equipos de personas, las nuevas plataformas de trabajo y coordinación colaborativas permiten alcanzar altos niveles de productividad, pero se requiere de un capital humano capaz de adaptarse a estos nuevos estilos de trabajo y coordinación que son cambios en la cultura del trabajo", advierte quien también es miembro del Consejo Nacional de Innovación.

Capacitación Inteligente

Por lo mismo, de acuerdo a Rada, los cambios en la educación y capacitación deben tener una mirada mucho más sistemática. "En la medida que el nivel de educación sea más avanzada, debe ser cada vez más verticalizada a las necesidades específicas de cada industria".

Agregó que dada la creciente interoperabilidad de las industrias, se hace necesario que en las mallas curriculares se integre la formación de competencias que permitan a los trabajadores de toda la cadena de valor de la industria el poder manejarse con sistemas, estándares y nomenclaturas comunes.

Esta situación ya se da en los países europeos más avanzados y en EE.UU, donde la integración de la digitalización a la educación se está llevando también a niveles más bajos. "En EE.UU. la programación está moviéndose a las escuelas secundarias. Los suecos y los ingleses están enseñando programación en las escuelas primarias", comentó el ejecutivo.

Mencionó como  un caso interesante de verticalización embrionaria en Chile,  la carrera técnica de Informática Biomédica dictada por Duoc UC. "Sus egresados gozan de una alta demanda de la industria de la salud y sus niveles de renta son superiores a los de muchos egresados de carreras universitarias. El caso de Duoc UC es una muestra de las necesidades de capital humano verticalizado que tiene la industria.

Sin embargo, no es suficiente. Se requiere de sistemas conjuntos, una agrupación de capacidades. Tenemos que pensar las cosas de forma distinta y responder de una manera mucho más organizada, especialmente acerca del futuro en las distintas industrias y servicios, comenzando por las más críticas para Chile", concluyó. 



Ingreso Participantes:

Tags: